La Bauhaus está más vigente que nunca

por Mara Derni