La Pampa: originalidad que persiste

por Mara Derni