Welcome to Sånn, a ready-made solution for showcasing your body of work in a truly captivating manner! It’s exactly what your projects have been waiting for all this time!

search
La Sala (Vigilancia II)

Leandro Erlich: un ilusionista en el Malba

Hoy se inaugura Liminal, una exhibición antológica de Leandro Erlich. La muestra -abierta en Malba hasta fines de octubre- reúne 21 instalaciones realizadas por el artista en las últimas dos décadas.
Window and Ladder. Invisible Billboard. Instalación de Leandro Erlich sobre la Av. Figueroa Alcorta.

No. El Malba no está en venta. El cartel, que engaña a más de un transeúnte distraído, es sólo la puerta de entrada al universo de Leandro Erlich. Junto con una construcción de ladrillos (inconclusa) integra Window and Ladder. Invisible Billboard, una co producción entre el artista y el museo pensada especialmente para esta muestra.

Dan Cameron, curador, y Leandro Erlich, autor de las obras de Liminal.

Según Dan Cameron, curador de la muestra, “Erlich ha creado un cuerpo de esculturas y grandes instalaciones en el que la apariencia arquitectónica de lo cotidiano funciona como una especie de trampa perceptiva: conduce al espectador desprevenido a una paradoja visual que desafía los presupuestos del orden y las reglas del mundo material”. Efectivamente, las diversas instalaciones del artista interpelan directamente al público que no siempre se encuentra con lo esperado.

Hay escaleras que no conducen a ningún lado, nubes sólidas, espacios donde lo único que cuenta es la ilusión óptica. Y nada de esto es indiferente al espectador. Liminal, el nombre de la exposicion, hace referencia justamente a ese espacio entre dos lugares, una especie de borde que delimita la realidad anterior y la que será.

La pileta promete ser uno de los highlights de la exposición. Fue creada en 1999, dos años más tarde el artista la llevó a la Bienal de Venecia y este año, por primera vez, es exhibida en Argentina. De la misma época son La vista y Vecinos. Entre las obras más recientes se encuentran Las Nubes, El Aula y Hair Salon.

Muchos porteños recuerdan a Erlich porque fue el responsable de que el Obelisco, edificio icónico de la ciudad, amaneciera sin su punta el 20 de septiembre de 2015. Entonces, y sólo por tiempo limitado, el último tramo de la construcción estuvo expuesto en el Malba. El artista tiene un costado lúdico y un estilo que hace partícipe al visitante. Sus obras son reconocidas mundialmente y hasta el 20 de octubre se pueden ver en el museo.