Welcome to Sånn, a ready-made solution for showcasing your body of work in a truly captivating manner! It’s exactly what your projects have been waiting for all this time!

search

Un uso diferente para la madera

Crearon un emprendimiento en el que diseñan tablas para chicos, cucharas y platos de madera maciza con motivos divertidos. Cómo empezar, dónde detenerse y hacía dónde proyectarse.

Ayelén Corredera y Pablo Resch (ella de Bariloche y counseling, él de Buenos Aires, empleado en una empresa) armaron Idem Durazno este emprendimiento que empezó como un hobby y ya es fuente de ingreso de la familia que formaron. Probando, buscando, se dieron cuenta de que para que el negocio funcione había que seguir algunos pasos básicos y de que la originalidad podía aparecer en un material tan habitual como la madera. Comparten su aprendizaje.

  • Revisar IG y otras páginas como Pinterest ayuda a conocer las tendencias y a saber lo que ya está hecho. Cuando ellos empezaron, cuentan, ya había una fuerte valoración por la madera y otros materiales nobles.
  • Elegir un producto cuya producción no necesite demasiadas máquinas y que permita lograr una repetitividad. “ Buscamos que se valore el producto, no el proceso, que es lo que busca el artesano. Buscar la manera de hacerlo más rápido sin perder la calidad”, dice Resch.

  • La idea de empezar a fabricar tablas para chicos surgió de una investigación de mercado (que empezó en su casa, tienen dos hijos de 4 y 2 años) y tratan de fomentar, que al presentar la comida de manera más lúdica, la alimentación se vuelva más variable.

  • Determinar el valor diferencial del proyecto. Qué hago yo, que no hace la competencia. La respuesta a esa pregunta debe estar muy clara. A veces, el diferencial puede estar en la mejora de un producto ordinario, súper cotidiano. Antes de elegir el material se asesoraron con organismos como el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). Averiguaron, por ejemplo, si servía este tipo de madera para la función que querian darle.

  • Apasionarse con el proyecto, “Parece un lugar común, pero no hay otra manera. Es la única forma de seguir investigando y mejorar el producto. Te tiene que divertir el proceso”. A los dos, el trabajo con la madera, les encanta desde siempre. “Es ideal que el material te resulte familiar y provoque emociones positivas”, comparte Corredera